El Rincón D Amadeus Latinoamérica Norte Noticias Opinión

Rincón D Amadeus: Una radiografía al junglero de la LLN

La labor del junglero en League of Legends puede fácilmente compararse con la del guardameta en el fútbol. Es una posición ingrata, en donde los errores marcan al jugador y en la que los méritos son tomados como “esperados”. Esto significa que, entre todas las posiciones de un equipo, ésta es la que pagará los platos rotos para la mayoría de espectadores.

Por D. Amadeus
Twitter: @EsportsDAmadeus
Facebook: D. Amadeus

Digo esto porque, a raíz de la situación actual de Predators, quien ha decidido contratar a Deps para encontrar una solución respecto al rendimiento de Acerola, uno se pone a pensar sobre el estado de la jungla en Latinoamérica Norte. ¿Por qué, a diferencia del carrilero central o el tirador, la jungla parece no tener el mismo nivel en esta nueva generación? ¿Por qué no hay una evolución como en las anteriormente mencionadas?

Los motivos son muchos y claramente no podría enumerarlos todos aquí, pero hay tres puntos a mencionar. Lo que sí puedo adelantar es el hecho de que sí hemos tenido una evolución, pero ésta no abarca el enorme salto de la actual jungla internacional.

1.- La toma de decisiones en base a la experiencia

Las mecánicas son y siempre serán indispensables en LoL. No importa que tan estratégico quiera hacer Riot su juego, la capacidad de acción/reacción de un jugador es un valor no reemplazable. Sin embargo ¿Por qué en la jungla esto no es 100% así?

Esto es porque, si bien las mecánicas pueden dar una ventaja en duelos o emboscadas, no representan el peso más grande de un junglero hoy en día. En las primeras temporadas, las mecánicas lo eran todo porque la jungla tenia objetivos más concretos: Limpiar campamentos, contra-junglear y emboscar. Por eso selecciones agresivas como Lee Sin o Elise duraron tanto en el God Tier competitivo.

Pero en la actualidad esto ha cambiado, esas tres tareas siguen ahí pero con mayor profundidad en cada una. Ahora se debe definir una o varias rutas antes de empezar a limpiar campamentos, se contra-junglea con visión y objetivos, y la emboscada puede también ser una contra-emboscada, una lectura previa para contestación. En otras palabras, antes bastaba con saber el ‘cuando’; ahora es el ‘cuando, cómo y por qué’.

En la LLN actual tenemos jungleros que con toma de decisiones muy variada. Oddie por ejemplo, tiene una lectura avanzada sobre la posición el junglero rival, lo puede deducir a base de su experiencia competitiva, por eso sus decisiones suelen enfocarse a presionarlo, y gracias a que tiene control casi completo de la posición de éste, puede hacer emboscadas con poco margen de fallo.

Si ponemos esta comparación con Agonistic (Un junglero novato con mucha habilidad), notaremos que el segundo es más predecible, tanto en sus rutas de emboscada como en sus invasiones. Aquí Agonistic no pierde tiempo y trata de aprovechar cada emboscada posible, lo que le puede dar un snowball más rápido que a Oddie, pero también lo dejará muy atrás si no consigue resultados. Ninguno de los dos se salva de equivocarse, la diferencia es que la experiencia del primero le permite solventar los problemas que puedan presentarse, mientras que el segundo, lo más probable, es que tenga que improvisar.

2 – La capacidad de adaptación

“El arte de junglear ha evolucionado significativamente con el paso del tiempo, desde la peligrosa jungla S1; la S2 de “¿Puedes hacer daño? ¡Felicidades, puedes junglear!”; la era del contra-jungleo de Diamondprox; el legendario Lee Sin/Elise/Evelynn Meta; todo esto hasta la jungla más variada hoy en día, llena de plantas, escarabajos y un mega-cangrejo morado gigante”.

Phillip “Costy” Costigan

Empecemos diciendo lo obvio: La jungla NO es una posición estándar, ni siquiera es una línea, es un conjunto de zonas interconectadas por los propios carriles y el río, donde lo importante es lo que no se ve, y por esta razón, es el mayor dolor de cabeza de Riot en su intento de equilibrar el juego.

Mientras los carriles se definen en principio por los campeones a jugar, la jungla se define por el tipo de campamento, la experiencia/oro recibida y, ya después, por el campeón seleccionado. Cuando Riot “toca” en algún parche el oro o experiencia de un súbdito de carril, genera leves variaciones en el metajuego y es posible que un campeón sea favorecido por sobre otro, pero rara vez se sale de esto. No obstante, un cambio leve en la jungla puede prácticamente darle un giro de 180° al mismo y barrer con todo lo viable hasta ese momento, tanto en campeones como en rutas.

El motivo es porque la experiencia y el oro son recursos muy escasos, que no son constantes y que no siempre pueden ser compensados. Esto significa que un jugador profesional que no sepa adaptarse a los cambios, puede fácilmente pasar de ser el mejor a uno de los peores al cambio de parche, pues no bastaría con simplemente ampliar o renovar el repertorio de campeones.

La ruta estándar para el power farming de la 6ta temporada. ¿Notas la diferencia con hoy en día?

Tomemos como ejemplo a Deps y Acerola. Ambos son junglas mecánicos, muy de dominio ofensivo. Acerola ha estado en diferentes equipos y, aunque ciertamente ha ganado experiencia, su estilo y forma de juego no han cambiado, por eso da la sensación de ser un jugador sin evolución. Deps ha tenido un caso similar en una carrera más corta, pero con la diferencia de que, al menos en sus dos partidas del actual LLN, ha intentado jugar un estilo más de control y colaboración, como buscando ser un junglero más táctico.

Todavía no sabemos si realmente ha evolucionado o si solo es producto de que sus dos partidas han sido con Sejuani, pero lo que sí es cierto es que cuando Acerola ha tomado jungleros de control no agresivos, sigue buscando la agresividad. No es ni el primero, ni el ultimo jungla al que le costará adaptarse a los cambios.

Y la cosa aún no termina, los últimos parches han ido castigando lentamente a los junglas de control/tanques y empieza a abrirse poco a poco a los especialistas en contra-jungleo, es decir, que la adaptación no ha terminado… Y probablemente nunca termine.

3 – El trabajo del equipo

El SoloQ es como una universidad, te enseña las bases, pero no es un buen simulador de la Grieta competitiva. En este caso, al hacerle las pruebas al jugador (Tryouts) lo más normal es observar su repertorio de campeones, su nivel mecánico y su capacidad de comunicación. Ésta es la posición que más requiere análisis por parte de los reclutadores, ya que es común que toda columna vertebral tenga al junglero incluido.

Pero reclutarlo no es suficiente, ahora viene la adaptación. Ya sea para un novato o un veterano, saber cuál es su labor, qué herramientas dispondrá en las composiciones y hasta dónde llegan sus objetivos en el mapa. En una escuadra como Rebirth, el junglero suele cumplir una labor de respaldo para que los carriles no se vean en peligro durante el juego temprano, puede ser agresivo o pasivo, pero la prioridad siempre será la seguridad de las líneas hasta cercanías del juego medio. Sin embargo, luego tienes equipos como C9, donde Svenskeren parece ir mas al ‘power farming’ y casi toda emboscada es alrededor del carril central, por lo que Reapered se asegura de que el escalado y el control sean la base de sus composiciones, así cada jugada agresiva que haga el europeo, cuenta.

En LLN desconozco si los equipos hacen este tipo de trabajos sobre la jungla. En algunos me queda claro que no, que las escuadras dejan en todo en manos del criterio del propio junglero, lo cual es bastante contraproducente si éste no cuenta con la pericia para ello, pero hay casos como los de SolidSnake o Fenec, quienes llegaron a equipos donde sus entrenadores les han dado tareas específicas que en sus anteriores escuadras no estaban tan definidos. En otras palabras, Soren y Dye han encontrado un espacio y una tarea idónea para estos jugadores, y así han explotado sus respectivos potenciales.

Hay más, pero…

Come dije al principio, son muchos más los elementos que hacen de la jungla competitiva una posición tan escasa de jugadores dentro y fuera del LLN, pero me sostengo en estas tres porque las considero un problema aparentemente ignorado en LAN.

La escases de jungleros de alto nivel en LLN no es exclusivo de aquí, en todas las regiones (Incluso en Corea) ha sido difícil encontrar suficientes jugadores, no por la falta de talento, sino porque la nueva generación llega con bases mucho más mecánicas que tácticas. Jugadores como Deps, Agonistic o incluso Acerola claramente tienen más chance de adaptarse que un Thyak, Desyah o H4ckerv2, pero eso no significa que ya estén adaptados. Les falta trabajo, y también a sus equipos.

La jungla es una posición que siempre me ha gustado, no la juego casi en SoloQ por mi propia estupidez, pero siempre me ha gustado cuando he podido jugarla. En competitivo es también la que más se debe observar, pues muchas veces representa la verdadera ofensiva del juego temprano. Lo ideal es analizarla y juzgarla por detalles realmente relevantes y no por si ha usado bien o mal el smite.

Foto: Fanpage Infinity eSports

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s